Cómo y por qué hacer un horario visual para tu hijo o hija con TEA

Algunas personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) tienen retos para comprender el lenguaje, el ambiente, y lo que se espera de ellas en el entorno. Esta falta de comprensión puede generar inquietud, ansiedad, una conducta pasiva o conductas disruptivas. Por esto, se han creado los horarios visuales, que son herramientas de apoyo para organizar y comprender la información. Los horarios visuales estructuran la información y facilitar la organización de las actividades a realizar. A través de imágenes, los horarios visuales presentan una imagen de lo que ocurrirá en el futuro.

Beneficios del uso de horarios visuales para las personas con autismo:

  • Presentan la información de manera visual, concreta y permanente
  • Aumentan la comprensión del ambiente y de lo que se espera de la persona
  • Aumentan la comprensión del lenguaje y de la información a procesar
  • Reducen la ansiedad
  • Promueven el aprendizaje
  • Favorecen la adaptación a los cambios
  • Favorecen la autorregulación
  • Disminuyen las conductas disruptivas

Cómo crear un horario visual

Se recomienda que los materiales utilizados y el formato del horario visual se adapten a las habilidades, fortalezas e intereses del usuario o usuaria. Es importante que los horarios seán personalizados y adaptados a la necesidad actual de quien lo empleará, también debemos tomar en cuenta los materiales o recursos con los que contamos en la casa, en la escuela o en el lugar donde se usará el horario visual.

En un horario visual puedes desglosar todas las actividades de un día, de un segmento del día, o explicar una sola actividad en varios pasos.

Para hacer el horario es importante asegurarnos de lo siguiente: 

  • El usuario o usuaria del horario reconoce las imágenes que se le presentan
  • Las imágenes o dibujos representan para el usuario la actividad que se indica
  • Las imágenes son de tamaño adecuado
  • El horario es suficientemente claro y sencillo para el usuario
  • El horario está acompañado de lenguaje claro al emplearse

Tipos de horarios visuales

Existen diferentes tipos de horarios que ayudan a comprender la información de acuerdo con el nivel de simbolización que ha desarrollado la persona con TEA. Estos van desde lo más sencillo hasta lo más complejo.

TipoDescripciónCaracterísticas
Objeto realEs el objeto que representa la actividad de manera realEl objeto, tal cual, se muestra al niño o niña
Objeto concretoEs el objeto que tiene las características del objeto realSe muestra una versión “alternativa” del objeto (por ejemplo:  puede ser una manzana de juguete o de plástico)
Foto realEs el objeto real en una imagenEstas son fotografías (con un tamaño mínimo de 5 cm). En la foto debemos evitar cualquier estímulo visual ajeno a lo que queremos enseñar
PictogramaRepresentación gráfica del objetoSon ilustraciones con tamaño mínimo de 5 cm. En el dibujo debemos evitar cualquier estímulo visual ajeno a lo que queremos enseñar
DibujoContorno de la figuraPodemos realizar los dibujos apoyándonos con colores, o blanco y negro
RótuloEs la palabra escritaSe sugiere que sea letra de molde, hasta que el niño o la niña pueda leer letras de diferentes tamaños y tipos

¿Cuál es el apoyo visual que necesito para mi hijo o hija?

Para saber qué tipo de apoyo visual es el más adecuado para ocupar en nuestro horario visual, debemos de tomar en cuenta:

  • Las habilidades y necesidades del usuario del horario visual
  • Indagar si el usuario identifica el tipo de horario a emplear. Para lograr esto, el usuario debe discriminar entre objetos, por ejemplo: colocar una naranja y una manzana reales sobre una mesa, indicar verbalmente, dame manzana, esperaremos que la persona señale la manzana, tome la manzana o verbalice “manzana”. Si contesta correctamente, podemos pasar a los siguientes tipos y realizar el mismo ejercicio, hasta encontrar el nivel ideal, el cual será donde se obtenga una mejor comprensión

Ahora que ya sabemos qué es un horario visual y cómo beneficia a las personas con TEA, así como las características que debe tener, les invitamos a realizar un ejercicio para comprender mejor su uso diario:

Realizaremos un horario visual con pictogramas para las actividades que realiza un niño o niña en su día a día, siguiendo los siguientes pasos encontrás cómo usar esta gran herramienta.

  1. Realiza un registro de actividades
  2. Busca los pictogramas adecuados (que representen la actividad)
  3. Imprime, recorta y enmica las imágenes a 5 cm
  4. Colócalas en un tablero (por ejemplo: en un tira de cartón, pon velcro tanto en la tira como en las imágenes)
  5. Coloca el horario en un lugar visible y a la altura del niño o niña
  6. Enseña las imágenes al niño o niña, en el tablero
  7. Anticipa la actividad (Juan: primero lava manos y después desayuno)
  8. Refuerza el éxito al terminar una actividad (¡Muy bien, lavaste manos!)

Nota: cuando el niño o la niña logre realizar las actividades sin dificultad, es posible pasar al siguiente nivel de horario visual. Cuando debamos quedarnos en el nivel actual, podemos desvancer gradualmente el uso de las imágenes que se logran con éxito y sólo dejar aquellas cuya ejecución se dificulta. Te compartimos un ejemplo con la rutina de un día para un niño.